La endometriosis es una condición que afecta a millones de mujeres en todo el mundo. Esta enfermedad se caracteriza por la existencia de tejido endometrial anormal fuera del útero. Uno de los síntomas frecuentes en la endometriosis es el dolor menstrual severo.

A día de hoy, las causas de la endometriosis siguen siendo desconocidas y se siguen buscando formas efectivas de manejar esta enfermedad. El estilo de vida y la alimentación son fundamentales para manejar los síntomas, por eso te quiero hablar en este artículo del consumo de alcohol en endometriosis y porque deberías evitarlo.

La cantidad de alcohol que deberías tomar si tienes endometriosis es: cero.

El consumo de alcohol se considera un factor de riesgo para el desarrollo de la endometriosis por diversas razones.

  1. Aumenta la actividad de la enzima aromatasa. Esta enzima es la encargada de transformar los andrógenos (llamadas hormonas masculinas) en estrógenos (llamadas hormonas femeninas). A mayor cantidad de estrógenos, los síntomas de la endometriosis pueden empeorar.
  2. El alcohol es un tóxico que sobrecarga al hígado, interfiriendo en sus funciones de detoxificación esenciales: El hígado es la depuradora central del organismo, si nuestro hígado está “entretenido” eliminando alcohol, no puede centrarse en otras funciones relacionadas con las hormonas como la desactivación de los estrógenos para poder ser eliminados por orina y heces.
  3. El alcohol perjudica el funcionamiento del sistema inmunitario: provoca neutropenia (reduce los glóbulos blancos), aumentando la susceptibilidad a infecciones y desencadenando procesos inflamatorios que pueden agravar la endometriosis.
  4. El consumo de alcohol puede aumentar la inflamación y el estrés oxidativo en el cuerpo. El metabolismo del alcohol en el hígado produce subproductos que pueden causar inflamación y aumenta la producción de radicales libres, son moléculas inestables que pueden dañar las células y los tejidos. Los radicales libres pueden dañar el ADN, las proteínas y las membranas celulares, lo que contribuye al empeoramiento de la endometriosis y al envejecimiento. Incluso un consumo moderado de alcohol puede tener efectos negativos en la salud. Evitar el alcohol forma parte del enfoque integral para manejar la endometriosis.

Estrategias para reducir o eliminar el consumo de alcohol

Reducir tu consumo de alcohol, en ocasiones no es tarea sencilla porque estamos rodeados de una cultura que fomenta el consumo de alcohol. Las fiestas y eventos, quedadas con amigos, reuniones familiares, etc. nos llevan a consumir alcohol. Por tanto, considera marcarte metas pequeñas y alcanzables y busca apoyo en tu entorno explicándoles que estás dejando de beber alcohol. Los profesionales de la salud, si fuera necesario, también estamos aquí para ayudarte.

Las alternativas a las bebidas no alcohólicas pueden ser:

  • Infusiones de té o hierbas como el poleo, manzanilla, rooibos
  • Aguas saborizadas caseras (pepino, sandía, canela, limón, pomelo, naranja, etc.)
  • Agua con gas y unas rodajitas de limón
  • Zumos naturales
  • Refrescos sin azúcar
  • Té kombucha

Adoptar un estilo de vida saludable que incluya una dieta equilibrada, ejercicio regular y técnicas de reducción del estrés puede tener un impacto positivo significativo en la gestión de la enfermedad.

Recuerda que si padeces endometriosis, eliminar el alcohol es una decisión muy importante , cada pequeña acción en nuestro estilo de vida puede tener un gran impacto en nuestra salud general. Al final, lo que pretendemos es tener una buena calidad de vida a pesar de la enfermedad.

Bibliografia:

Artículos relacionados

  • Ciclo Menstrual

    ¿Qué son las hemorroides? ¿Por qué pueden empeorar durante la menstruación? ¿Qué podemos hacer para mejorarlas? En este artículo te quiero responder a todas estas dudas y...

  • Ciclo Menstrual

    La menstruación es solo la parte visible de un proceso mucho más complejo: el ciclo menstrual. Cada cuerpo es un mundo y cada ciclo menstrual y cada...